Los mejores tipos de trampas de caza para la superviviencia


El común de las personas al escuchar la palabra cacería, piensan que se trata de adentrarse en el bosque e ir disparando balas a mansalva.

Pero no hay una idea más errada que esa, lo cierto es que se necesita de mucha destreza para capturar un animal, y en caso de que tu objetivo sea reubicarlo, entonces debes atraparlo con vida, cosa que es más difícil aún.

Sin embargo puedes apañar el problema comprando trampas de caza, con estas maravillas mecánicas, puedes atrapar a tus presas vivas y reubicarlas con facilidad, es ideal para granjeros que quieran deshacerse de alguna plaga.

Aunque hay diferentes tipos de trampas como las variantes de lazo, jaula o botella. Las más efectivas y que requieren menor nivel de conocimiento técnico son las trampas comerciales de jaula.

Tenemos gran variedad de tamaños disponibles para que puedas comprar la que te apetezca.

¿Por qué comprar trampas de caza?

Razones hay muchas, pero como la vida no da para tanto, nos tendremos que limitar a mencionar solo unas cuantas. Comenzando por la caza mayor, hay presas muy difíciles de atrapar y que toma varios días capturarle. ¿Qué vas a comer mientras?

Vale que las provisiones pueden solventar un poco el problema, pero no podemos fiarnos completamente de ellas, en primer lugar porque en ese caso debemos llevar un volumen de provisiones más grande de lo habitual, y en segundo porque ante cualquier eventualidad lo mejor es estar preparado.

Por eso conviene tener un par de trampas armadas y listas para capturar presas más pequeñas que nos puedan servir de alimento mientras terminamos de capturar la presa más grande.

Los conejos pueden ser un fastidio enorme para los huertos, llegan inclusive a roer los troncos de los olivos jóvenes, y en algunos casos los de arboles adultos también. Darle cacería a cada uno de ellos puede llegar a ser tedioso y consumir mucho de nuestro valioso tiempo, es ahí dónde las trampas de caza toman importancia, puedes armar unas cuantas trampas a diario y acabar con la peste en cosa de días.

Los perros y gatos no son comida habitual de cazadores, por lo menos no en esta parte del globo terráqueo, sin embargo, puede llegar el cazo en el que necesites cazarlos, no para consumir su carne, más bien para reubicarlos y tratar de conseguirles un hogar, capturar un animal vivo no es tarea fácil, pero si puede ser simplificada con la compra de una trampa cazar del tamaño adecuado.

Un consejo antes de que te vayas, asegúrate de ubicar la trampa en una zona dónde el animal se sienta seguro, acompañado a esto, el terreno debe otorgarle estabilidad a la trampa evitar vuelcos que puedan afectar la funcionalidad de la misma, para este fin nunca esta de mas colocar una buena piedra encima de la jaula o algún objeto pesado (debidamente camuflado) para que no te preocupes por ese problema.

Además de trampas de caza, en nuestra tienda tenemos:

Los mejores tipos de trampas de caza para la superviviencia
4.7 (93.75%) 16 votes